¿Quién soy?

Como ya he dicho en la página de inicio, soy cantante, vocal coach y profesor de voz con formación específica en patología vocal y rehabilitación y reeducación de la voz.

Repito esto porque a la gente parece que le interesa siempre que tengas muchos títulos.

Yo soy de los que creen que los títulos no te definen. Claro que son importantes, pero más importante es todavía tener un criterio respecto a la formación que adquieres. Por eso tengo mi propio método, porque la forma de cantar nunca es igual en una persona que en otra. Tú tienes un sistema propio, yo tengo un sistema propio y hasta tu vecino del quinto que desafina mientras canta en la ducha, tiene un sistema propio.

Y ese es el motivo por el que empecé con todo esto.

Voy a saltarme la parte triste por la que hemos pasado muchos de los cantantes de hoy en día en la que nuestros padres nunca nos apoyaron cuando les dijimos que queríamos dedicarnos a la música.

Me vas a permitir que vaya directamente al punto en el que dos profesoras me rompieron la voz. A ese momento en que me encontré con el sueño de mi vida hecho añicos. Ese punto de inflexión en el que todo cambió. De repente me encontré lesionado en plena adolescencia, con unas ganas de cantar que me moría y con un mensaje claro por parte de la familia: la voz no era tan importante como para acudir a un médico.

Bien, si algo me caracteriza es que soy un acérrimo creyente de la frase «si quieres que algo esté bien hecho, hazlo tú mismo».

Investigué, estudié y experimenté en mí mismo un montón de métodos con los que busqué rehabilitar mi voz. Y lo logré. Después de muchos años, pude cantar.

Volví a tomar clases como había hecho hasta entonces, pero me llevé la sorpresa de mi vida: todas aquellas lecciones que estaba dando de nuevo (escalas, armonías, respiración diafragmática, presión abdominal, etc.) NO SERVÍAN PARA NADA.

En cambio, con mis propias investigaciones, había logrado encontrar una forma más efectiva a la hora de usar mi voz. Podía conseguir de ella lo que quisiera: el secreto estaba en organizar mi sistema.

Fue entonces cuando empecé a impartir clases con mi método a otros profesionales de la voz, y en esas clases me di cuenta de que era capaz de oír lesiones en voces ajenas, aunque solo estuvieran empezando.

Eso me llevó a formarme en rehabilitación de la voz en un máster que impartió el Hospital de Sant Pau, formación que complementé en EE.UU. con el método Feldenkrais un tiempo después.

Al final todo lo que me ha ocurrido me ha llevado a ayudar a gente que ha pasado por mi misma situación, así que, si mi historia resuena contigo, estoy feliz de que nos hayamos encontrado.

Pásate por mi página del método y mira qué te propongo.

foto javi 3 copia.jpg